Vandalizada la última clínica de aborto en Mississippi

La última clínica de aborto en el estado de Mississippi, la Oganización Médica Jackson Women’s, fue gravemente vandalizada el domingo por al noche.

La clínica emitió un comunicado en su página web el lunes por la mañana:

«Esta mañana nuestro personal llegó a nuestra clínica de abortos y encontró que había sido vandalizada. El monitor de seguridad que miramos siempre por las mañanas estaba en blanco. Uno realmente no se puede imaginar el miedo que pasa por todo cuerpo cuando ves que algo en lo que siempre confías para garantizarte que estás seguro, no está funcionando. Es una sensación de angustia. Entonces fuimos en grupos de a dos para revisar el exterior del edificio y encontramos que nuestras cámaras de seguridad habían sido destruidas. Alguien vino a tempranas horas de la mañana y las rompió. En la parte trasera de la clínica encontramos nuestro generador, exigido por el estado, completamente desmantelado y seriamente dañado.

Una revisión en nuestro DVR mostró que a tempranas horas de la mañana, un intruso enmascarado entró a nuestra propiedad y metódicamente procedió a destruir nuestra cámaras. Otro daño que encontramos indica que estuvieron tratando de destruir las líneas de energía que entran al edificio, sin duda alguna esperando detener la atención de todos los pacientes en un futuro cercano.

Hemos llamado a la policía y al FBI como siempre hacemos. Todavía estamos respondiendo los teléfonos pero siempre hacemos y siempre haremos, no importa los ataques a los que nos enfrentemos.

Casualmente, hemos experimentado un periodo de protesta dirigida actualmente por el grupo Survivors of the Abortion Holocaust con sede en California. Operation Save America también a venido a Mississippi a hostigar a nuestro personal y a nuestros pacientes. Por desgracia ahora estamos «acostumbrados» a los gritos y humillaciones que estos grupos frecuentemente traen consigo. Y a pesar de que ahora nos hayan quitado una parte de lo que nos hace sentir seguros, encontraremos formas de adaptarnos. Tal vez será agregando alambre de púas al techo……transformándonos lentamente en una fortaleza, intimidando y tranquilizando al mismo tiempo. Por supuesto el objetivo de los terroristas anti-aborto es transformar un procedimiento médico legal, seguro y común en una experiencia traumática y temerosa para todos los involucrados.

Pero siempre haremos lo que sea necesario para garantizar que nuestras puertas estén abiertas todos los lunes por la mañana.

La casa rosada es tu casa. Gracias a todos por su amor y apoyo continuo desde todos los rincones del país».

 

Este ataque no es un incidente aislado, un artículo de Slate señala:

«El vandalismo es una parte de un patrón general a lo largo del país para intimidar y hostigar proveedores individuales y para cerrar clínicas de aborto mediante la combinación de leyes restrictivas y terrorismo anti-aborto».

«Hasta el momento esto no ha tenido éxito. El acceso a las clínicas de aborto se ha reducido dramáticamente en los últimos años, con varias consecuencias para las mujeres en el país. Seis estados, incluyendo Mississippi, tienen sólo una clínica de aborto, pero ningún estado está completamente sin una.

Las personas que ofrecen abortos legales y seguros a las mujeres en Mississippi merecen nuestro reconocimiento por rehusarse a sucumbir y por luchar por la justicia reproductiva a pesar del vandalismo de esta semana y ante algunas de las restricciones más severas en el país.

Pero no olvidemos que esto no es un incidente aislado-esto es una lucha que los proveedores de abortos en todo el país están soportando».